Columnistas José Pons: “SIN PIES Y CABEZA”

Columnistas José Pons: “SIN PIES Y CABEZA”

  Frase que ofrece la idea que lo que sucede no tiene razón de ser, ni forma y menos sentido de existir. Es así, que estos años de calamidad el país tiene en su devenir, el grave problema: “ni pies, ni cabeza. Una economía desarticulada, una inflación galopante y un cierre para estos días con una conversión que solo entienden los estrategas cubanos y sus muy serviles criollos que dan el golpe de gracia a la ya, muy acabada economía venezolana.

Por lo demás, el curso de los acontecimientos van ofreciendo las suficientes pinceladas para entender que en lo político las caretas de los muy comprometidos son zanjadas por la sinvergüencería o el nivel de confianza típico en dictaduras, que se basan en que todo continuará y no tendrá un fin esta era de abusos a los DDHH como a la corrupción. Esta es la una de las dos caras de un pueblo que lo pintan a la cubana.

Medidas gubernamentales, en plena aplicación como anteriormente estas han sido erróneas y con efectos más  devastadores que las últimas. Un país donde un Estado no planifica, sino traman constantemente como empeorar la situación,  Donde el dialogo y la negociación es base para una extorsión generalizada en el día a día, y para mal aun de las cosas, las inversiones se convierten en una gran oportunidad de robarlas y transformarlas en bienes personales; los emprendimientos se convierten en guisos y la meritocracia es cambiada por un prontuario. Bien lo afirmo así, Boris Ackerman.

Es así, que el devenir de la Patria toca fondo en su propia incapacidad, esta conversión monetaria como las medidas subyacentes es un claro panorama de la que ha de venir. Los especialistas  afirman paros nacionales de diferentes  sectores, que deberán ser sumados a los microempresarios y demás áreas de la sociedad donde el hambre, la incapacidad de adquirir o conseguir medicamentos, alimentos y servicios  decentes no llegan desde hace años. Pablo Aure, afirma un 5600 % aumento salarial que no soportaría ningún sector privado.

Es así, que el “instinto de muerte” tan claramente explicado por Sigmund Freud, ofrece la explicación más adecuada a lo que sucede. Donde puntualiza que el Estado, saborea su propia destrucción al extremo “orgásmico” y al mismo estilo del emperador Nerón al incendiar a Roma. Esperanzas las hay, luego de este suicidio político y existencial vendrán pronto buenas nuevas. Por lo demás esperamos del seno de nuestra esencia bolivariana, de nuestros compatriotas en el mundo y las instancias Internacionales el compromiso necesario para darle fin a este parto mal habido.

Finalmente, un país, una situación, un panorama “sin pies y cabeza”, logra darle fin a un país que no merecía tal castigo. Una humanidad de 30000000 de habitantes de las cuales millones han tenido que buscar abrigo en otras tierras y donde los que estamos, valientes y temerarios buscamos con pasión tiempos de éxito, bonanza, justicia y una vida digna en el marco de una “salida” como ha de venir, sin nombre y apellido, sin fecha en el calendario. Pero pronto, Dios lo sabe.

Dr. José Pons/”Testigo y sobreviviente pensamos, de lo que se vive”/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s