Escritura y marca personal en Linkedin.

Escritura y marca personal en Linkedin.

 

Paula Lesina

Mentora de storytelling

Habitamos una cultura de textos. Nos movemos sin incomodidad entre estas unidades significativas que tienen un propósito elemental: la comunicación. Si algo caracteriza los discursos que elaboramos cotidianamente en el ámbito profesional es el afán de vincularnos con otro ser humano que comparte el mismo código.

En este sentido, escribir es una acción que tiene finalidad comunicativa. Aunque el “otro” para quien le escribo no esté presente en el momento de la creación.

Dado este carácter dialógico, la escritura también tiene un contexto que debemos considerar. ¿Se escribe de la misma forma un email comercial, una actualización en redes sociales o un artículo en Linkedin?

Seguramente, la respuesta acudió a tu mente con rapidez y se tradujo en un “NO” enfático. Escribir para comunicarme en Facebook no supone el mismo tono -e incluso esfuerzo de creación- que escribir contenido para destacar la marca personal en Linkedin.

Tu respuesta es prudente: basada en la experiencia comunicativa y el conocimiento de las estructuras, sabemos que existen reglas que son propias de cada acto de comunicación.

De este aspecto quiero hablarte. Vamos a explorar tres principios de estilo. Específicamente aquellos que van a consolidar tu voluntad de destacarte como profesional en Linkedin. ¿Cómo? Escribiendo.

3 principios para destacar tu marca personal en Linkedin a través de la escritura.

Partamos de lo esencial. Cualquier texto que escribas, para cumplir su propósito comunicativo, tiene que ceñirse a las normas más elementales de la gramática. Y no, no me refiero a la ortografía exclusivamente.

Muchos más obstáculos de comprensión se generan por una mala sintaxis que por una ortografía inadecuada. Sin embargo, mucho más allá de las reglas de la Real Academia, centrémonos en el concepto de adecuación.

Es un tema de adecuación.

Para escribir en una plataforma como Linkedin deberíamos considerar la adecuación de nuestros textos. ¿Por qué? Porque la legua no es homogénea y presenta variantes condicionadas a los más diversos factores: geografía, historia, grupo social y por supuesto, contexto de escritura.

Ser adecuado, significa saber elegir entre todas las posibilidades que me presenta la lengua, la que más me conviene para cada situación de comunicación.

Dicho lo anterior, se presenta una observación interesante. Es obvio que en una plataforma profesional, mis textos deberían adecuarse a ciertos criterios de formalidad. Pero:

  • ¿Tengo que mantener el mismo nivel de formalidad en todo el texto?
  • ¿Debería evitar expresiones coloquiales o familiares en mi región?
  • ¿Qué tan específico debería ser en el uso de lenguaje técnico?

Nuestro principal interés debería estar enfocado en que se entienda lo que escribimos. Lamento la obviedad pero, no siempre está demás. Cumplido este objetivo, para destacar nuestra marca personal no existe otra opción que desarrollar un estilo propio.

Es en el punto anterior en el que comienzan a complicarse las cosas. Porque no hay nada más reñido con las normas generales que el estilo. Por ese motivo, tantos profesionales desaprovechan la oportunidad de escribir en esta plataforma: por temor a no estar a la altura de las circunstancias.

Un artículo en Linkedin reviste cierto grado de formalidad. Pero también es cierto que, al tratarse de un texto con intención comunicativa no debería cerrarse sobre sí mismo con el uso excesivo de lenguaje técnico.

Los artículos de Linkedin no dejan de ser una herramienta de divulgación.

Si lo que quiero es divulgar mi mensaje, las palabras técnicas no son buenas aliadas. El caso de los regionalismos es similar. Si mi objetivo es expandir un mensaje, ¿qué sentido tiene utilizar expresiones que pierden fuerza significativa en una plataforma internacional?

¿Cómo entonces lograr un estilo personal? Porque parece una tarea solo para quienes tienen densos conocimientos sobre escritura… ¡Para nada! Aquí te ofrezco las tres soluciones prácticas que mencionaba antes:

Recursos retóricos: desde el uso de imágenes complejas como la metáfora a la elección del tono de un texto, cada una de las decisiones que tomamos para escribir es significativa. Las imágenes literarias son especialmente elocuentes en este proceso. Al elegir una metáfora o una comparación, tengo la oportunidad de:

  • Ilustrar mi punto visualmente aumentando su fuerza expresiva. Todo lo que los seres humanos podemos transformar en imágenes, lo retenemos mejor.
  • Abrir el campo del texto al mundo cotidiano del lector. O, lo que es lo mismo: transformar una idea muy específica de mi sector o profesión en una imagen de la vida cotidiana. Por ejemplo, utilizar una metáfora biológica como la simbiosis para entender el fénómeno de la colaboración profesional. O una observación del mundo del deporte, el arte o la convivencia humana para humanizar mi texto.

Ritmo de escritura: el ritmo de tus textos escritos está directamente vinculado con el uso de los signos de puntuación. Si tus oraciones son cortas y simples -sin perífrasis, subordinadas y otras cosas bonitas de nuestro idioma- entonces es un signo de estilo personal. No deberías forzarlo para transformarlo en “otra cosa”.

Ya que estamos conversando sobre el tema te comento: no ignores otros signos como la interrogación o la exclamación. Porque aquello que suena como una pregunta en tu mente, necesita de signos gráficos para que el lector lo lea como tal en un texto escrito.

Cosmovisión: ¿tenés una forma personal entender el mundo que te rodea? Entonces podés sentirte en posesión de una cosmovisión. Quieras o no, esta forma de ver el mundo se cuela entre tus palabras. De hecho, si quisieras ocultarla tendrías que hacer un esfuerzo consciente.

Es un alivio profesional saber que el estilo no es algo que debemos trabajar desde la nada misma sino que parte de tu cosmovisión. El estilo no se inventa, se pule.

Permitime una breve digresión. Quiero contarte un ejemplo simple y actual de cómo debemos pulir nuestro estilo y con él nuestra forma de ver el mundo (vos elegirás que actualizar primero) para escribir acorde a los tiempos que corren.

Hasta no hace mucho, se utilizaba la palabra “hombre” como sinónimo de “ser humano”.Y esto, sin escándalo alguno. Hoy, te sugeriría ser prudente al respecto. Probablemente, ninguna profesional furiosa saboteé tu perfil pero, seguramente, registra tu cosmovisión como la de quien aún carece de la apertura que supone la teoría de género.

¿Estás de acuerdo con la observación anterior? Tu opinión en los comentarios sería un aporte que agradecería.

Sugerencias finales.

Tener avidez de saber y acompañarla con el hábito de la lectura son herramientas imprescindibles en este proceso. Cuanto más rico seas como ser humano -entendámonos: en experiencias y saberes- más enriquecedores y entretenidos serán tus textos.

Quienes no pueden abrir sus textos al mundo a través del uso de recursos retóricos, sin duda pueden tener una marca personal en Linkedin. Sin embargo, siempre será un esfuerzo limitado.

Damos por sentado que un profesional conoce de su tema, por eso, lo más interesante es descubrir en sus textos el espesor humano de quien escribe.

Perder el miedo a la expresión escrita es como andar en bicicleta. Puede no ser intuitivo al principio pero dominando la técnica básica, luego podemos darnos el lujo de las piruetas.

Aunque hace años que no me subo en una bicicleta, dicen por allí, que nadie se olvida de cómo pedalear. Ni de cómo escribir luego de recibir las instrucciones más elementales. ¿Por qué deberías temerle a la escritura para destacar tu marca personal en Linkedin?

Si te interesa seguir aprendiendo sobre el tema, te invito a mi comunidad: Storytelling para profesionales. Espero que allí podamos compartir experiencias y estilos para enriquecer nuestra práctica en colectivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s