La gente anda desesperada pues ya no es dólar paralelo sino para locos

La gente anda desesperada pues ya no es dólar paralelo sino para locos

La estrepitosa subida del dólar paralelo tiene a más de uno con el Padre nuestro en la boca y es que con él todos los costos de productos se van a las nubes

De aquí para allá y de allá para acá, así andan los venezolanos cuando una actualización de la páginas que estipulan el costo del dólar paralelo emite una nueva publicación. Y es que los buenos días y el típico café dan paso a una frase que lamentablemente ya forma parte de la familia venezolana y no es otra que: ¿A cuánto amaneció el dólar hoy?

«Si no nos mata el calor lo hará el dólar»

No se hizo muy extraño para muchos cuando la subida superó esa barrera que se veía tan cerca como lo era la de los 20 mil bolívares. Ante esto Gloria Guevara una habitante de Maracaibo asegura que se estremeció al ver la continua aceleración del costo.

«Claro, si no nos mata el calor lo hará el dólar. Vos no te imaginais la desesperación que le da a uno que ya entiende de eso, porque antes uno ni sabía, pero ahora sí porque por cada subida te aumentan las cosas en todos lados. Fíjate nada más que el domingo compré un kilo de arroz en 16 mil, ayer fui a comprar uno y ya lo tienen en 22 mil en todos lados», dijo Guevara.

Pero las molestias no se quedan allí, pues la preocupación de los ciudadanos genera una serie de consecuencias en ellos que los ha llevado a acelerar los nervios y sufrir los efectos de una situación que ni es individual y que cada día empeora.

«En el trabajo me dan un bono, los vendí la semana pasada en 17 mil, hubiera aguantado un poco más para ir a pique con hoy, porque al final la plata todavía la tengo, pero no me va alcanzar para lo que quería y necesitaba. Al que se los vendí está feliz, pero yo no. Eso fue porque necesito la batería del carro, me la estaban vendiendo en 40 y hasta 70 dólares, conseguí un lugar más económico y en bolívares pero en efectivo y ahora tengo que buscar más porque no cuesta lo mismo. Entonces estoy varado en la casa, con hambre y sin poder trabajar y a punto de infarto con tanta calamidad», dijo Néstor Reyes.

El desespero entre los ciudadanos se acentúa ya no solo por la preocupación generalizada con relación al precio de la divisa paralela, sino además a la imposibilidad en algunos casos de poderlo adquirir para comprar en un mercado dolarizado.

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s